Inmuebles inteligentes

Desde hace algunos años un revolucionario concepto viene transformando el sector de bienes raíces: la domótica. Se entiende por domótica la integración entre tecnología y diseño, generando sistemas autónomos en recintos o espacios inmobiliarios, sean estos de tipo residencial, comercial, industrial, espacios recreativos o espacios públicos.

La domótica se basa en la interacción de sensores y reguladores con los ambientes o espacios de un inmueble, y busca automatizar tareas rutinarias y economizar y optimizar el uso de recursos. A través de la domótica es posible reducir sensiblemente el consumo de energía eléctrica y de agua, y permite además el control y monitoreo remoto de un inmueble.

lokij
Paginas web inmobiliarias

Pero, como funciona? Básicamente es la integración entre sensores, por ejemplo sensores de movimiento o de presencia, y activadores y reguladores. Por ejemplo, un sensor de movimiento, al registrar la presencia de una persona en un espacio del inmueble, activa las luces, apagándolas de forma automática cuando ya no registra más la presencia de alguien en el lugar. Puede por ejemplo, activar sistemas de alarma y de seguridad a determinados horarios, activar el riego automático de plantas y jardines, o la alimentación de mascotas.

Los sistemas domóticos pueden también programar tareas rutinarias como la limpieza de piscinas, o incluso ordenar las compras mensuales. Literalmente, la imaginación es el límite.

Muchas páginas web inmobiliarias y portales dedicados al mercado de bienes raíces ofrecen inmuebles con sistemas domóticos de distintos grados de sofisticación. Dichos sistemas son hoy en día comunes en inmuebles con altos estándares de diseño y confort, pero también en inmuebles industriales y comerciales por los beneficios económicos que generan.

En espacios e inmuebles públicos, como en parques, hospitales, hoteles, edificios gubernamentales o con alto tránsito o visita de personas, son comunes los sensores de presencia y los sistemas automáticos o semiautomáticos de recepción e identificación de personas. Además, los sistemas de detección de fuego, incendios y fugas (gas, agua) funcionan necesariamente de forma automática, con diversos sensores distribuidos estratégicamente en los inmuebles. Igual ocurre con los sistemas de alarmas técnicas o de alarmas antirobo.

Otra aplicación cada vez más frecuente es el uso de la domótica en residencias con personas con necesidades especiales, mejorando la accesibilidad y haciendo que estas personas tengan una mayor independencia. Abertura automática de puertas, encendido de luces y electrodomésticos, sistemas de emergencia en caso de complicaciones o preparación automática de alimentos están también entre las opciones disponibles para mejorar la accesibilidad.

Por medio de la domótica es posible también integrar y coordinar varias funciones, para crear un conjunto específico o tipo de función, como por ejemplo “modo” cinema (ajustando las luces, equipos de sonido, proyectores, etc), “modo” alerta (ajustando cerraduras, activando alarmas e incluso haciendo llamadas a empresas de seguridad o a la policía), etc.

Contacte un especialista en domótica de su localidad, con seguridad podrá hacer varios ajustes y modificaciones en su inmueble. La instalación de sistemas domóticos transforma los inmuebles en las nuevas joyas del mercado de bienes raíces y, sin lugar a dudas, será la tendencia en el diseño y construcción de inmuebles.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *