El uso de la información frente a la crisis inmobiliaria

El estallido de burbujas y crisis inmobiliarias demuestran, por un lado, el pésimo manejo que constructores, entidades estatales de fomento a la vivienda, bancos e inmobiliarias han dado al mercado inmobiliario y, por el otro, la pérdida de capacidad adquisitiva, de endeudamiento y de pago de los compradores.

En ese sentido, diversos gobiernos vienen tomando medidas para contrarrestar este panorama, implementando programas y auxilios específicos para la construcción y adquisición de vivienda, y modificando las tasas de interés del mercado inmobiliario, entre otros. Pero las inmobiliarias y agentes inmobiliarios también deben hacer su tarea! Estar preparado para ofrecer inmuebles de acuerdo con las necesidades y gustos del cliente pero, además, a
la medida de sus capacidades económicas, evitará problemas financieros futuros, como el incumplimiento de contratos, la contratación de hipotecas imposibles de saldar y, finalmente, la pérdida del patrimonio.

En la actualidad, sistemas inmobiliarios especializados permiten tanto a inmobiliarias como a agentes inmobiliarios independientes, registrar, centralizar y utilizar eficientemente las informaciones financieras de sus clientes e interesados. A través de fichas y formularios de registro, la inmobiliaria podrá conocer cuál es la capacidad de pago del potencial cliente, de su grupo familiar y cuáles son sus reales posibilidades de pago y endeudamiento.

Al mismo tiempo, al conocer dichas informaciones, podrá hacer una selección criteriosa de las propiedades que ofrecerá a cada interesado. No basta con tener una serie de datos registrados en un computador, una inmobiliaria profesional sabrá analizar la información para hacer las proyecciones y escenarios
financieros necesarios. Solo así podrá acertar en su papel de mediador entre oferta y demanda en el mercado de bienes raíces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *