Consumo energético sustentable

El costo de mantenimiento de un inmueble puede llegar a ser muy alto, en especial lo relacionado al consumo de energía eléctrica. Elementos estructurales, materiales empleados y diversos sistemas e instalaciones tornaran un inmueble más o menos sustentable. Al mismo tiempo, cambios en el uso y aprovechamiento de recursos, ayudarán a economizar dinero al final del mes.

Los inmuebles sustentables despiertan amplio interés en el mercado de bienes raíces, en las páginas web inmobiliarias y en los portales inmobiliarios especializados. Hoy en día las personas que desean mudar o adquirir vivienda, o los inversores inmobiliarios, prefieren los inmuebles sustentables pues los gastos en su mantenimiento son bajos, y el valor agregado y su valorización son mayores al compararlos con inmuebles tradicionales.

Paginas web para inmobiliarias

 

Confort térmico

En la actualidad existen diversos métodos para reducir el consumo y para mejorar el balance energético de un inmueble. Entre menor sea el consumo, el impacto ambiental generado también será menor. El diseño, estructura y los materiales empleados en la construcción de un inmueble influenciarán mucho el consumo de energia.

Mantener una temperatura adecuada, tanto en invierno como en verano, implica importantes gastos energéticos si no se cuenta con electrodomésticos “ahorradores”, si el aislamiento de la vivienda es inadecuado, o si existen entradas o fugas importantes de calor o frío.

La localización y orientación influyen bastante en el gasto energético, regulando el uso de sistemas de aire acondicionado y calefactores. Por ejemplo, si el inmueble se localiza a la sombra de árboles, estará protegido de la incidencia directa del sol. En regiones frías, esa radiación solar directa sobre las paredes y techos mejoraría la temperatura interna, recuciendo la cantidad de energía empleada en calefacción.

En regiones cálidas es importante contar con estructuras altas y sistemas que faciliten el flujo continuo de aire entre cómodos y hacia el exterior. Un inmueble con paredes y techos altos permite que el aire caliente se desplace hacia arriba, creando una zona confortable en el interior. Además, entradas de aire orientadas a favor de las corrientes de aire dominantes, facilitan la salida del aire caliente. Los sistemas de aire acondicionado consumen mucha energía, considere su uso moderado o instale ventiladores de techo.

Sin embargo, de nada sirve una buena localización si no se cuenta con elementos aislantes en paredes y techos, pues la tendencia será la de perder y ganar temperatura fácilmente. Paredes con estructuras aislantes, pinturas reflectoras y superficies verdes, reducen la entrada excesiva de calor, así como las pérdidas de temperatura.

Tenga en cuenta los anteriores aspectos al momento de adquirir una vivienda, o considere hacer reformas en su inmueble actual. Esto mejora la sustentabilidad de su inmueble, reduce el consumo de electricidad y genera un menor impacto en el ambiente.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *