Construcciones sustentables I.

Que es una construcción sustentable? Cuales características debe tener? Cual es su impacto ambiental? Las construcciones sustentables están de moda y todos queremos una casa “ecológica”, a pesar de desconocer muchas veces lo que esto significa.

Un inmueble sustentable no es solo aquella casa bucólica, inmersa en el bosque, donde viviremos en armonía con la naturaleza. Es algo más que esa idea y su implementación puede requerir una inversión inicial alta.

Los inmuebles sustentables pretenden menores consumos de recursos y energías para su edificación y mantenimiento, menor utilización de tiempo y mano de obra para su construcción, y un aprovechamiento y respeto por el lugar donde se encuentre.

No será fácil clasificar una construcción como “realmente” sustentable, a pesar de tener elementos que le den ese calificativo. A través de páginas web inmobiliarias y portales especializados en bienes raíces podemos encontrar un número importante de inmuebles clasificados como tal.

Expertos en ese tipo de edificaciones sugieren que los inmuebles sustentables poseen características específicas, tales como:
1. Uso de energía solar u otras fuentes alternativas de energía, como geotérmica o eólica (dependiendo del tipo de instalaciones, una construcción sustentable puede generar excedentes de energía que podrán ser distribuidas a otras viviendas o a la red pública).
2. Uso de materiales ambientalmente adecuados, como bambú, madera de reforestación, materiales reciclados (puertas y otras estructuras reutilizadas de otras construcciones, uso de contenedores marítimos, garrafas de vidrio, garrafas plásticas, etc.).
3. Diseño priorizando la orientación respecto al sol y a las corrientes de aire, y la construcción de ambientes abiertos, pues además de utilizar una menor cantidad de materiales, permiten el flujo continuo de aire y la iluminación natural.
4. Colecta y uso de agua pluvial.
5. Reutilización de aguas grises, es decir aquellas que son potables, pero han sido utilizadas en lavores de limpieza y lavado (exceptuando las empleadas en sanitarios).
6. Uso de materiales térmicos y aislantes, para reducir los gastos en calefacción y/o aire acondicionado.
7. Implementación de terrazas y techos verdes, funcionando como aislantes térmicos y pudiendo producir vegetales aprovechables para auto consumo o comercialización.

Para clasificar una construcción como sustentable deberá cumplir con las anteriores, y aun con algunas otras características? Es difícil juzgar, pues muchas construcciones tendrían que ser practicamente demolidas y reconstruidas para cumplir con esos preceptos.

Arquitectos e ingenieros consideran que iniciar con reformas posibles y urgentes puede ser el primer camino. Por ejemplo, la instalación de un sistema fotovoltaico es deseable, pero no siempre es barato. Usted podrá iniciar con ajustes simples pero significativos al utilizar, por ejemplo, aquellas luces ahorradoras, economizando grandes cantidades de energía y dinero, sin necesidad de alterar su red eléctrica.

El buen criterio es necesario. Lo importante es tener conciencia del impacto que generamos en el ambiente e intentar reducirlo de acuerdo con nuestras posibilidades.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *