Como es un agente profesional de bienes raíces?

Un agente inmobiliario es, ante todo, una persona con postura y habilidades profesionales. Su función es orientar y conducir a propietarios, compradores e interesados hacia excelentes oportunidades de negocio. Presentamos a continuación algunas de sus principales características:

Experiencia. Un corredor de inmuebles profesional es, necesariamente, una persona con experiencia en el mercado de bienes raíces. Ha tenido que enfrentar compradores difíciles, propietarios imposibles e inmuebles bizarros. Deberá saber utilizar la palabra cierta, elegir el momento adecuado, hacer una llamada telefónica en la mejor hora del día y responder un e-mail que sea capaz convencer y entusiasmar un interesado.

Conocimiento local. Es muy importante contar con un agente inmobiliario que conozca muy bien la región donde se encuentra el inmueble de interés. Así, podrá detallar las ventajas y desventajas de aquel lugar orientando al cliente a tomar una decisión consciente. Alguien nuevo en la ciudad o que no conozca la región donde se localiza el inmueble, deberá poder resolver todas sus inquietudes con un corredor de inmuebles bien informado. Al adquirir un inmueble, se adquiere también su vecindario, con los pros y contras que esto significa.

Organizado, puntual y detallista. Un agente inmobiliario está atento a los detalles, pues de esto podrá depender al decisión final de un interesado. Tiene la capacidad de organizar visitas y reuniones entre partes, es puntual con sus compromisos, responde rápidamente todas las comunicaciones y conoce todos los aspectos legales de una negociación. Al mismo tiempo, conoce muy bien el estado físico y financiero de los inmuebles que ofrece y eso aumenta mucho las posibilidades de concretar un negocio, pues su conocimiento transmite confianza.

Conoce y utiliza la tecnología. Un corredor de inmuebles de éxito utiliza bien las herramientas tecnológicas, conoce muy bien los sistemas inmobiliarios y esto le permiten una rápida interacción con sus clientes y una actualización constante sobre los inmuebles y propiedades disponibles en el mercado.

Es una persona directa, sociable y tiene habilidades de comunicación. Un agente inmobiliario profesional sabe establecer puentes entre personas, es directo en sus conversaciones y sabe escuchar. Conoce otros agentes inmobiliarios y trabaja en conjunto con ellos para favorecer su gremio.

Honesto. En un mercado tan competitivo como el de los bienes raíces, es necesario demostrar honestidad y ser franco en una negociación. Si la intensión del corredor de inmuebles es solo la de ganar una comisión o porcentaje del negocio, inconscientemente dejará ver esto en su forma de actuar, y eso afectará toda la negociación. Al primer indicio de falta de honestidad, perderá su cliente para siempre.

Tenaz e incansable. Un agente profesional deberá enfrentar cada venta como un desafío, y no descansará hasta conseguir su objetivo. Debe ser capaz de escuchar y aceptar muchas respuestas negativas y, a pesar de esto, poder generar nuevas alternativas y estrategias para vender o rentar una propiedad.

Difícilmente se dará por vencido. Su disponibilidad deberá ser otro de sus diferenciales, pues su tiempo de trabajo depende del tiempo de sus clientes.

Estas son las cualidades más comunes de los agentes de bienes raíces profesionales y de éxito. Identifíquelas en su agente inmobiliario… o busque otro asesor, pues un buen agente lo ayudará a concretar buenos negocios.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *