Año nuevo, vivienda nueva!

Al comenzar un nuevo año tendemos a hacer planes para mejorar en muchos aspectos, dejar antiguos vicios o comportamientos y nos proyectamos para tener el mejor año de nuestras vidas. Es una época propicia para hacer planes y nada mejor que realizar el sueño de la casa propia, o de finalmente mudarse para un nuevo vecindario.
Sin embargo, no debe dejar que la emoción domine la razón. Es decir, el mudarse a una nueva residencia, iniciar la construcción de una nueva casa, o comprar o alquilar una vivienda no son tareas nada fáciles.
Muchas empresas constructoras ofrecen a inicios de año “ofertas irrecusables”, y en algunos casos puede que sea realmente cierto. En otras, se trata solo de tratar de vender aquello que nadie ha querido. Basta visitar las páginas web inmobiliarias y encontrar una infinidad de ofertas y oportunidades en esta época del año.

Paginas web inmobiliarias
Paginas web inmobiliarias

El deseo de un nuevo lugar de vivienda es solo un deseo, o es una necesidad para usted y su familia? Ha planeado con cuidado esa inversión, o se trata de una idea vaga que ha tenido por algún tiempo? Como en toda inversión importante, la planeación es importante. Se trata, nada menos, de mejorar su calidad y condiciones de vida, y esto no puede estar condicionado solamente a ofertas y oportunidades del mercado inmobiliario. Piense con cabeza fría si es realmente el momento de realizar dicha inversión. Tiene la capacidad financiera y respaldo económico suficiente para iniciar ese camino? Quiere, debe o necesita un nuevo hogar?
Cada cual sabrá sus límites, necesidades y capacidades, pero creemos que al comprar, construir o alquilar vivienda, se debe prestar especial atención a tres aspectos fundamentales: valor, localización y facilidades.
Cual es el valor de su futura vivienda? Su realidad financiera es compatible con el tipo de inversión que está prestes a realizar? Es el momento de solicitar un préstamo, hipoteca o de usar sus ahorros? O en el caso de arriendo o alquiler de vivienda, está conciente de las obligaciones mensuales que deberá cumplir a partir de este momento?
Donde se localiza ese nuevo inmueble? Soluciona problemas o dificultades de desplazamiento hacia o desde su lugar de trabajo o estudio, o por el contrario, aumenta las distancias y el dinero y tiempo que deberá gastar en sus desplazamientos diarios? Está localizado en un lugar con buenas vías de acceso, mercados, centros de salud? Sus futuros vecinos son respetuosos o les gusta escuchar música a todo volumen? Es importante conocer con antelación la realidad del sector y siempre será importante conversar con los porteros de los edificios, pues conocen al detalle su futuro lugar de residencia.
La vivienda que desea alquilar o comprar le ofrece las facilidades que usted y/o su familia están necesitando? Cuenta con servicios públicos de calidad, y sus acabados son los que se ajustan a su estilo y posibilidades de vida? Podrá hacer reformas o adecuaciones a futuro? En el caso de construcción de vivienda, es lo que usted realmente ha soñado, o es solo lo que puede construir por el momento? Vale la pena hacer un nuevo diseño o planeamiento? Pequeños ajustes o modificaciones podrán hacer una gran diferencia. Al final, cambiar o retirar una pared o construir un nuevo baño no siempre será fácil o posible.
Analice todas estas cuestiones y consideraciones con calma. Converse con su familia y amigos al respecto, pida el concejo y orientación de constructores, arquitectos, e inversores financieros. Si luego de todo este análisis su respuesta es sí, realmente necesito y quiero un nuevo hogar, entonces adelante! Nada mejor que el cambio y, en este caso, será el comienzo una nueva vida.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *