Inmuebles y sustentabilidad ambiental

Un inmueble se clasifica como sustentable cuando, tanto para su construcción como para su mantenimiento, se emplean pocos recursos, genera pocas emisiones y beneficia social y económicamente a sus usuarios y al vecindario donde se encuentre. Generalmente son inmuebles planeados y en la actualidad, tienen gran aceptación en las páginas web para inmobiliarias y en el mercado de bienes raíces.
En la anterior entrada discutimos algunas alternativas para economizar energía en un inmueble. Hoy veremos otras alternativas que dejarán su inmueble cada vez más sustentable. Recuerde que estos inmuebles se valorizan mucho más rápido que otros, y algunas veces las adaptaciones necesarias son simples y rápidas.

Paginas web para inmobiliarias
Paginas web para inmobiliarias

Regulación de temperatura
La climatización de ambientes es una de las labores necesarias para generar confort dentro de un inmueble. Dependiendo de la localización del inmueble y de su orientación frente a los rayos solares y corrientes dominantes de aire, será necesaria la instalación y uso de calefactores y/o acondicionadores de aire. Si está planeando la construcción del inmueble, verifique la cantidad de radiación solar que recibirá durante el día, y a lo largo del año. Esto podrá ayudarle a seleccionar la localización de puertas y ventanas, y las paredes y techos que necesitarán de aislamiento térmico. En caso de un inmueble ya construido, podrá adecuar entradas y salidas de aire que permitan el flujo de calor entre las habitaciones y hacia el exterior. Techos altos facilitan la salida del aire caliente y el flujo continuo de aire fresco hacia el interior.
Uso de agua
El consumo de agua y emisión de efluentes son factores determinantes para clasificar a un inmueble como sustentable. Dependiendo del tipo de inmueble, sea residencial, comercial o industrial, mudará mucho el consumo de este recurso. Sin embargo, independiente de la actividad que se realice en el inmueble, algunas adaptaciones podrán economizar gran cantidad de agua y, por consiguiente, la cantidad de efluentes generados. Una alternativa es revisar que tipo de cisterna sanitaria se usa en los baños, pues en la actualidad existen aquellas de tipo económico, que usan menos de la mitad del agua que una convencional. Otra alternativa es el reciclaje de aguas lluvia. Estas pueden ser almacenadas y utilizadas para tareas como lavado de fachadas, garajes o para la irrigación de jardines y terrazas. Algunos inmuebles utilizan pozos sépticos donde tratan parcial o totalmente los efluentes generados, disminuyendo la cantidad vertida a la red publica. Muchas veces, el consumo de agua es elevado por falta de manutención de la red hidráulica. Verifique el estado de la misma en su inmueble.
Generación de residuos
Entre menos residuos genere un inmueble, menor será su impacto al ambiente. Utilizando conscientemente los recursos se minimiza la generación de residuos. En inmuebles comerciales e industriales es posible organizar acciones de reciclaje y reutilización de materiales. Además de generar menor impacto ambiental, se economizará en insumos y materiales, optimizando la actividad y aumentando las ganancias.
Analice que puede mejorar hoy en su inmueble, cuales acciones podrá emprender en un futuro cercano y cuales podrá adelantar en algunos meses. En cualquiera de los casos, mejorará la eficiencia ambiental de su inmueble, sin afectar el confort del mismo.

***