Por que ser un agente inmobiliario?

Puede ser que usted odie a su jefe, o que no esté de acuerdo o satisfecho con su salario, que necesite de mayor autonomía en su tiempo o que desee hacerse rico rápidamente. A pesar de ser excelentes motivos para dejar su empleo actual y buscar “nuevos aires”, no son motivos suficientes para convertirse en un corredor de inmuebles.

Como toda profesión, el agente inmobiliario deberá tener ciertas características personales y ser capaz de ejecutar tareas específicas para poder desempeñarse adecuadamente en este trabajo y tener éxito en un mercado altamente competitivo.

Que buscan las personas al querer convertirse en un corredor de bienes raíces? Veamos algunas respuestas:

– Tener una carrera sólida
– Alcanzar buenas ganancias y solvencia financiera.
– Flexibilizar el tiempo de trabajo
– No tener barreras etarias para ingresar o ejercer la profesión
– Mantenerse constantemente motivado
– Ampliar su red de contactos

Todos esos son aspectos importantes a tener en cuenta y pueden justificar el querer ingresar a la profesión. Pero tiene usted las características necesarias para alcanzar esos objetivos?

Para comenzar, un agente inmobiliario profesional es alguien hábil en el manejo de varias herramientas informáticas. El mercado inmobiliario actual se mueve a través de internet. Deberá manejar con maestría los sistemas CRM inmobiliarios, pues son estos los que lo ayudarán a administrar su lista de inmuebles y de clientes. Tendrá que manejar, todo el día, todos los días, su correo electrónico y celular. Mensajes, respuestas, llamadas, envío de información a través de las redes sociales, visitas a inmuebles, conversaciones con constructores, compradores, vendedores e interesados… esa será su nueva rutina.

Un corredor de inmuebles es alguien que tiene una gran visión de negocios y especiales actitudes para lidiar con personas. Los clientes no siempre tienen la razón y los propietarios tampoco ayudan en muchas ocasiones. Saber conversar y escuchar es esencial, y actuar como mediador buscando un resultado positivo para todas las partes es fundamental. Esto requiere de una personalidad especial, si no cree poder soportar fácilmente a compradores complicados, será mejor pensarlo dos veces.

Como toda profesión, el corretaje inmobiliario no es un camino de rosas. O mejor, es un camino de rosas… con muchas espinas.

Muchos interesados en la profesión pretenden aumentar sus ingresos de forma significativa. En pocas palabras, volverse rico rápidamente. Eso es posible y deseable, pero la realidad es un poco distinta. Muchas veces el corredor de inmuebles no tiene un vinculo laboral formal con la inmobiliaria (s) donde trabaja y eso no representa estabilidad en su salario, ni en sus prestaciones sociales. Dependerá casi exclusivamente de las comisiones ganadas por la realización de los negocios. Esa independencia financiera puede ser ventajosa en muchos aspectos, pero extremadamente complicada en otros. Ganar una comisión importante por un negocio es siempre gratificante ($$$), pero en épocas de “vacas flacas” la situación se torna dificil, especialmente si el corredor no tiene ningún otro tipo de ingresos ni de apoyo financiero. Y si esa situación se prolonga por meses…

El corredor de inmuebles deberá ser una persona actualizada y dispuesta a aprovechar cualquier oportunidad. Sabe realmente lo que eso significa? Disponibilidad 24/7, pues su tiempo de trabajo dependerá no solo de las labores que deberá realizar rutinariamente, sino además, del tiempo de sus clientes e interesados. Adiós finales de semana.

Si lo que realmente desea es mantenerse constantemente motivado y además ampliar su red de contactos, lo que recomendamos fuertemente es afiliarse a un club deportivo, pues además de pasar menos momentos estresantes, mejorará significativamente su salud. Comprobado!

La profesión de corredor de inmuebles es una actividad interesante, necesita de personas creativas, inteligentes, estratégicas y de largo aliento. Y si, realmente brinda excelentes resultados financieros. Pero como en todo en la vida, piénselo con cuidado y preste atención a lo que deberá hacer para alcanzar el éxito en esta carrera.

***

Primeros pasos como agente inmobiliario

Iniciar en el mercado inmobiliario no es fácil. Pero si además no tiene un planeamiento de lo que deberá hacer en sus primeros días como corredor de inmuebles, todo será aun más complicado.

Cual es el mercado que quiere alcanzar? Desea especializase en atender algún tipo de operación, sea de compra, venta, renta o permuta? Cual es el segmento que desea atender y cual será su área de mayor influencia? Al inicio, es posible que desee capturar el mayor número posible de clientes, pero de acuerdo a sus características y habilidades personales irá encontrando en cual nicho del mercado se siente mejor y en cual obtiene mejores resultados.

Los primeros días serán un poco difíciles, pues conseguir sus primeros clientes y llegar a concretar negocios puede ser algo demorado. Calcule bien el monto de dinero que deberá disponer a manera de reserva para esos días. En esta primera etapa deberá contar solo con su trabajo y con un poco de suerte para encontrar oportunidades.

De acuerdo con el país donde se encuentre, deberá afiliarse a las asociaciones y gremios rectores de la profesión. Desde el inicio, esté debidamente identificado y legalizado, eso genera confianza entre sus clientes e interesados y evitará futuros malos entendidos y hasta sanciones.

El mercado inmobiliario de hoy se mueve a través de internet. Necesitará de una página web inmobiliaria profesional y de un software CRM que le permitan ofrecer sus propiedades de forma adecuada en la red y, al mismo tiempo, administrar de forma correcta a sus clientes.

Intensifique el uso de Facebook y de otras redes sociales. Una vez tenga todo listo, utilice las redes sociales para contarle a sus amigos, conocidos, familiares y contactos sobre su nueva profesión. Es una buena forma de hacer nuevos contactos y de saber quien de sus conocidos está interesado en comprar o vender una casa, alquilar un apartamento o en invertir e un negocio inmobiliario. Se estima que más de 350 millones de personas utilizan Facebook y o tras redes todos los días, si usted es persistente en su promoción, rápidamente podrá ser identificado como especialista en ese mercado. Esto es útil tanto para nuevos corredores, como para agentes con experiencia.

Trabaje según un plan de acción claro y realista. Cuantos clientes desea obtener por mes? 10, 20, 30 … aun no lo sabe? Piense que para obtener una respuesta positiva deberá hacer muchas llamadas y enviar muchos correos electrónicos y mensajes. Distribuya bien su trabajo y programe actividades durante todos los días, un corredor de inmuebles es alguien que siempre está atento en busca de oportunidades.

Utilice su página web para demostrar su conocimiento del mercado. Escriba notas originales y explique como es todo el proceso de adquisición o renta de un inmueble. Eso le ayudará a venderse como experto en el mercado. Estudie como son todos los pasos, procedimientos y requisitos para un negocio inmobiliario, analice el funcionamiento de préstamos bancarios para vivienda y como funcionan las hipotecas en su país, y cual es el marco legal del mercado de bienes raíces.

Cuando ya tenga una base importante de clientes, cuídelos lo máximo posible. Marque presencia varias veces al año, haga llamadas indagando intenciones y ofreciendo propiedades, escriba correos electrónicos, demuestre que está activo en el mercado.

Adquiera todo el conocimiento posible en ventas. Vender es un “arte” y es necesario mucho tiempo para llegar a la perfección. Aprenda todo lo posible sobre el ramo, así podrá identificar oportunidades y sabrá como actuar y en cual momento actuar para cerrar negocios. Es común encontrar inmobiliarias consolidadas que ofrecen entrenamiento en el mercado, no dude en asistir a esos cursos y conferencias. De esta forma también ampliará su círculo de conocidos y conocerá otros colegas del gremio.

Persista y nunca desista. El negocio inmobiliario es un mercado interesante y puede brindar muchos frutos. Aprenderá poco a poco sobre los secretos de un buen corredor y al ganar experiencia ganará visibilidad en el mercado.

***

Como es un agente profesional de bienes raíces?

Un agente inmobiliario es, ante todo, una persona con postura y habilidades profesionales. Su función es orientar y conducir a propietarios, compradores e interesados hacia excelentes oportunidades de negocio. Presentamos a continuación algunas de sus principales características:

Experiencia. Un corredor de inmuebles profesional es, necesariamente, una persona con experiencia en el mercado de bienes raíces. Ha tenido que enfrentar compradores difíciles, propietarios imposibles e inmuebles bizarros. Deberá saber utilizar la palabra cierta, elegir el momento adecuado, hacer una llamada telefónica en la mejor hora del día y responder un e-mail que sea capaz convencer y entusiasmar un interesado.

Conocimiento local. Es muy importante contar con un agente inmobiliario que conozca muy bien la región donde se encuentra el inmueble de interés. Así, podrá detallar las ventajas y desventajas de aquel lugar orientando al cliente a tomar una decisión consciente. Alguien nuevo en la ciudad o que no conozca la región donde se localiza el inmueble, deberá poder resolver todas sus inquietudes con un corredor de inmuebles bien informado. Al adquirir un inmueble, se adquiere también su vecindario, con los pros y contras que esto significa.

Organizado, puntual y detallista. Un agente inmobiliario está atento a los detalles, pues de esto podrá depender al decisión final de un interesado. Tiene la capacidad de organizar visitas y reuniones entre partes, es puntual con sus compromisos, responde rápidamente todas las comunicaciones y conoce todos los aspectos legales de una negociación. Al mismo tiempo, conoce muy bien el estado físico y financiero de los inmuebles que ofrece y eso aumenta mucho las posibilidades de concretar un negocio, pues su conocimiento transmite confianza.

Conoce y utiliza la tecnología. Un corredor de inmuebles de éxito utiliza bien las herramientas tecnológicas, conoce muy bien los sistemas inmobiliarios y esto le permiten una rápida interacción con sus clientes y una actualización constante sobre los inmuebles y propiedades disponibles en el mercado.

Es una persona directa, sociable y tiene habilidades de comunicación. Un agente inmobiliario profesional sabe establecer puentes entre personas, es directo en sus conversaciones y sabe escuchar. Conoce otros agentes inmobiliarios y trabaja en conjunto con ellos para favorecer su gremio.

Honesto. En un mercado tan competitivo como el de los bienes raíces, es necesario demostrar honestidad y ser franco en una negociación. Si la intensión del corredor de inmuebles es solo la de ganar una comisión o porcentaje del negocio, inconscientemente dejará ver esto en su forma de actuar, y eso afectará toda la negociación. Al primer indicio de falta de honestidad, perderá su cliente para siempre.

Tenaz e incansable. Un agente profesional deberá enfrentar cada venta como un desafío, y no descansará hasta conseguir su objetivo. Debe ser capaz de escuchar y aceptar muchas respuestas negativas y, a pesar de esto, poder generar nuevas alternativas y estrategias para vender o rentar una propiedad.

Difícilmente se dará por vencido. Su disponibilidad deberá ser otro de sus diferenciales, pues su tiempo de trabajo depende del tiempo de sus clientes.

Estas son las cualidades más comunes de los agentes de bienes raíces profesionales y de éxito. Identifíquelas en su agente inmobiliario… o busque otro asesor, pues un buen agente lo ayudará a concretar buenos negocios.

***